c/ Hospital de Mujeres, 26 dpdo. 11001-Cádiz
+(34) 956.223.327
misiones@obispadocadizyceuta.es

Misionera de la diócesis: Hna. Isabel Fernández, Esclava del Sagrado Corazón de Jesús.

Espacio misionero diocesano de la Iglesia católica de Cádiz y Ceuta

Misionera de la diócesis: Hna. Isabel Fernández, Esclava del Sagrado Corazón de Jesús.

Hemos pedido a nuestros misioneros de la diócesis, con motivo del Mes Misionero Extraordinario, compartan con nosotros su misión. Esto nos llegó de la Hermana Isabel Fernández, con destino actualmente en Guinea Ecuatorial y anteriormente en Camerún. Conoceremos sus vivencias en Camerún ya que a Guinea ha llegado en este mes de septiembre.

«Hasta ahora he trabajado como médico en el centro de salud que mi congregación (Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús) tiene en Camerún. He sido la responsable del Centro de seguimiento de enfermos de SIDA y tuberculosis. Colaborando en la pastoral, coordinando un grupo de jóvenes de la Familia ACI en Yaundé.

Cuando llegué, en 2017, la acogida fue muy buena, es cierto que ya conocía Bikop, había estado aquí en tres ocasiones anteriores (años 2004, 2005 y 2008), por lo que esto facilitó mucho la integración y el sentirme como “en casa”. Desde el primer momento la comunidad ha facilitado mi integración, y aunque aún tuve que seguir aprendiendo muchas cosas, pues la realidad es muy diferente (cultura, lengua, tradiciones), me he sentido muy integrada aquí.

En realidad, a mí no me envió la diócesis, dado que pertenezco a una congregación religiosa y son mis superioras las que me enviaron. Aún así, percibo la colaboración, el interés y el apoyo de la diócesis a la que pertenezco por lugar de nacimiento (Cádiz).

Es la congregación la que facilita los medios con los que he contado. Aunque también recibíamos colaboración de otras organizaciones como PROACIS (ONG de nuestra propia congregación), Recover (hospitales para África) y otras muchas personas que nos ayudan. He formado parte de una comunidad, donde éramos 5 hermanas.

Las infraestructuras las hemos creado nosotras y contamos con lo necesario para poder realizar nuestra misión. La situación ha evolucionado mucho desde que la Congregación llegó a Camerún hace más de 50 años. En los inicios existía mucho aislamiento de las hermanas, pues estamos en mitad de la selva y las comunicaciones y el transporte apenas existían. Actualmente, a pesar de seguir aisladas, existen medios de comunicación que permiten evitar un aislamientoexcesivo. Por otra parte, el centro de salud comenzó con una pequeña habitación dónde se atendían a los enfermos que llegaban de los pueblos cercanas de forma muy básica. Actualmente se cuenta con un centro de salud que permite la hospitalización de los pacientes y cuenta con laboratorio y medios de exploración (ecógrafo, electrocardiograma…) que ayudan a dar un buen diagnóstico y a realizar un buen seguimiento a los pacientes.

Mi mayor dificultad al principio fue la lengua, aunque se habla francés, muchas personas, sobre todo las mayores, no lo hablan y sólo conocen la lengua local (Ewondo). Además de esto, otras dificultades vienen derivadas de la mala organización del gobierno respecto a stock de medicamentos, seguimiento de enfermos crónicos… Es difícil también gestionar el tema de las brujerías o males de ojo. Muchas veces la gente no tiene conciencia de lo que es una enfermedad y atribuyen su malestar a intenciones “Mágicas” o demoniacas, o bien a combates espirituales. Esto hace que no se llegue a tiempo para actuar y muchas personas acaben muriendo o asumiendo tratamientos indígenas que solo hacen empeorar la enfermedad.

-Entierros: una vez fallece una persona se la lleva a un congelador donde puede pasar un mes hasta que la familia reúne el dinero necesario para hacer un gran duelo y poder dar de comer a todos los invitados de los pueblos de alrededor.

-Las niñas se quedan embarazadas desde los 13 ó 14 años. Ser fértil y poder tener hijos es un regalo para la familia, aunque esto ocasiona mucha promiscuidad y transmisión de enfermedades crónicas como el VIH, Hepatitis y ETS.

-Idiosincrasia del País en cuestión. Camerún es un país donde conviven tres religiones de forma mayoritaria (Católicos, protestantes y musulmanes). Existe un gran respeto entre las religiones, de hecho, hay 6 días de fiesta nacional que corresponden a dos fiestas religiosas por cada religión y que todo el país celebra como propia. El país es bilingüe, hay una zona anglófona (en el norte y minoritaria) y la zona francófona.

A veces se crean situaciones divertidas con los enfermos, que no comprenden bien cómo deben realizar los tratamientos: hay personas quedigieren supositorios o que introducen en los ojos medicamentos que son de vía oral pensando que son colirios.

En estos momentos la zona anglófona desea independizarse del país. Esto está causando muchos conflictos y una gran masa de refugiados comienza a acumularse en la zona centro y en el sur, dado que están existiendo muchas muertes y situaciones de peligro, y las familias están huyendo.»

Las próximas noticias de la Hna. Isabel nos llegarán de Guinea, su misión y familia actual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.