c/ Hospital de Mujeres, 26 dpdo. 11001-Cádiz
+(34) 956.223.327
misiones@obispadocadizyceuta.es

Los misioneros diocesanos presentes en el día de san Francisco Javier, patrón de las misiones.

Espacio misionero diocesano de la Iglesia católica de Cádiz y Ceuta

Los misioneros diocesanos presentes en el día de san Francisco Javier, patrón de las misiones.

El pasado jueves, día 3 de diciembre, celebrábamos a san Francisco Javier, presbítero jesuita, y llamado “gigante de la historia de las misiones”.

A las 20:00hs, en la parroquia de santo Tomás de Aquino de Cádiz, y en un clima familiar, íntimo y fraterno, la Delegación de Misiones de nuestra Diócesis, quiso festejar este día.

Comenzó la celebración, el Director diocesano, Juan Piña Batista, indicando la presencia en el Altar de 5 velas encendidas, representando cada continente, e iluminando la universalidad de la misión. E igualmente, señaló los carteles de colores, con los nombres de todos los misioneros diocesanos en sus respectivos continentes.

A continuación agradeció al pbo. José María Alcedo, al diácono Dario Iglesias Muñoz, así como al pbo. José Luis Sibón, «tantos años Director del Secretariado», sus presencias. También a Aquiles López Muñoz, por su remisión, a tempranas horas del día, de una semblanza sobre Francisco Javier. Así mismo, agradeció la entrega y el servicio que prestan en el Secretariado diocesano de Misiones, los voluntarios que estaban casi todos entre los presentes. A lo largo de la celebración, lo hizo varias veces.
En torno a la mesa de la Eucaristía, se dio gracias a Dios Padre por la vida de tantas personas, misioneros del Evangelio, que entregaron y siguen entregando sus vidas al servicio del Reino de Dios.
También hizo presente a presbíteros navarros que habían aportado mucho en la Iglesia de Cádiz y Ceuta, como José Alberto Mas, primer Director diocesano de Misiones; Juan José Olite, Fundador del Día del Niño en Los Barrios, fallecido con 44 años, y cuya estola estaba vistiendo en la Celebración presente nuestro Director; e Ignacio Egurza, tan querido y muy recordado aún en nuestra Diócesis.
En su predicación, el delegado de Misiones, Juan Piña Batista, ensalzó la encomiable labor del santo jesuita, así, como la de tantos otros que nos han allanado el camino de la vida, dando a conocer la Buena Nueva de Jesús, construyendo un mundo más justo, más humano, más fraterno. Hizo una breve semblanza de la eclesialidad y momento histórico en la vida del santo. Como se quedó impactado con los encuentros con Ignacio de Loyola, y su entrega absoluta en 11 años de predicación, y como en tan poco tiempo, y con los instrumentos de aquel tiempo, pudo sembrar incluso para los tiempos contemporáneos. Tras la vinculación familiar y eclesial, nos comentó la firmeza de su fe. Y cómo se dedicó a sembrarla para que los demás pudiesen obtener la felicidad que él sentía al encontrarse con Cristo. Y, por último, la referencia a los misioneros actuales que continúan el trabajo emprendido con anterioridad por tantos hombres y mujeres que en mas de un caso les lleva a dar su vida.
En la celebración, se pidió y se dio gracias, continuamente, por los hombres y mujeres de nuestra tierra que están trabajando por el Reino Dios; anunciando con sus vidas, no sólo con sus palabras, a Jesús de Nazaret.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.