c/ Hospital de Mujeres, 26 dpdo. 11001-Cádiz
+(34) 956.223.327
misiones@obispadocadizyceuta.es

Verano, tiempo de misión para jóvenes gaditanos.

Espacio misionero diocesano de la Iglesia católica de Cádiz y Ceuta

Verano, tiempo de misión para jóvenes gaditanos.

OMPRESS-CÁDIZ (8-07-11) Durante el verano muchas organizaciones e instituciones de beneficencia promueven experiencias de vida misionera. Cinco jóvenes voluntarios de la ONG “Solidaridad Don Bosco” han aceptado llevar a cabo esta experiencia durante un mes y en los próximos días partirán como misioneros a Togo. 
Almudena Gallardo, Paco Rendón, José María Campaña, Inma Marín García y Mario son cinco jóvenes miembros de la ONG Solidaridad Don Bosco que se están preparando desde hace nueve meses para trabajar como animadores voluntarios en la obra salesiana “Foyer Inmaculada” de Kara, dedicada a la acogida y recuperación de los niños de la calle. 
“El objetivo – ha explicado Paco Rendón – es ofrecer nuestra colaboración a los operadores permanentes de la comunidad de Kara. Para hacerlo los 5 voluntarios han tenido que someterse a varias vacunas, perfeccionar el conocimiento de la lengua francesa y disponerse a abandonar las comodidades habituales para prepararse al impacto con la realidad de los niños de la calle”.
La experiencia de los voluntarios se iniciará el 15 de julio con un viaje a Casablanca, Marruecos. A partir de ahí llegarán a Togo y luego viajarán a Kara. Aquí, los voluntarios se ocuparán principalmente en el trabajo en talleres y en los deportes. Una tarea no particularmente difícil para los cinco voluntarios, vinculados a la Institución Salesiana “San Ignacio” de Cádiz y el centro de Campano. 
La parte más difícil, será, sin embargo, el contexto. “Sabemos que no podemos cambiar la realidad que vemos. Nos han recomendado ‘digerir’ bien la experiencia, porque se trata de un shock muy grande”, dijo Mario García. La expedición misionera también pretende reanudar un hermanamiento tradicional entre los Salesianos de Cádiz y Kara, que en los últimos años se había debilitado. La esperanza de la comunidad salesiana española, de hecho, es ser capaz, incluso, de repetir en los próximos años, la misma experiencia. “Estamos en la vanguardia”, dijo con entusiasmo Almudena Gallardo. La experiencia de voluntariado no dará dividendos sólo en el mes de estancia en Togo. “La idea es ofrecer un testimonio, no es un trabajo que termina con nuestra vuelta a Cádiz”, concluyó José María Campaña.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.